Cómo conseguir un bronceado uniforme y saludable este verano

La exposición a la radiación solar tiene efectos que pueden ser buenos para nuestra salud. Cuando es moderada, fisiológicamente ocurren cambios biológicos y bioquímicos en nuestro organismo que repercuten de manera positiva en nuestro metabolismo, ya que incrementa los niveles de vitalidad, induce una sensación de bienestar, estimula la circulación y los procesos metabólicos y propicia la formación de vitamina D.

Aun así, el sol favorece la deshidratación de la piel, su envejecimiento prematuro y la aparición de manchas. En verano, lo que más conviene a la piel es la hidratación, regeneración y protección solar. La hidratación le proporcionará además de agua, suavidad y flexibilidad; la regeneración le dará fuerza y la protección solar las armas de defensa contra los efectos negativos del sol.

¿Por qué hay personas de tez muy blanca y otras de piel oscura? La respuesta se encuentra en la melanina.

¿Qué es la melanina y cómo nos bronceamos?

La melanina es una sustancia natural, un pigmento que da color tanto a la piel como al cabello y a nuestros ojos. Es el pigmento responsable del bronceado, además, la melanina tiene la importante función de protegernos de la acción de los rayos ultravioletas. Es el sistema de defensa de nuestra piel, que absorbe las radiaciones solares transformándolas en calor y evitando daños celulares. La melanina se produce en las células que se encuentran en la capa basal de la epidermis, conocidas como melanocitos y su producción se activa cuando estamos expuestos al sol. Cuando una persona se expone al sol, se activa la síntesis de melanina en los melanocitos para evitar que la piel se queme y se dañen los núcleos celulares. Esta producción de melanina hace que la piel se oscurezca. Este proceso puede tardar solo 5-10 minutos después de iniciar la exposición al sol.

Es también la cantidad de melanina que somos capaces de producir la que determina nuestro nivel de protección contra los rayos solares. Pero la protección de la capa de melanina no es infalible y una exposición prolongada al sol puede causar quemaduras si no se toman las medidas más elementales como usar protector solar.

¿Por qué aparecen manchas?

Las manchas cutáneas se forman debido a una concentración de melanina más alta de lo normal en una zona concreta de nuestra piel. Existen diferentes factores que pueden hacer que la piel aumente la cantidad de melanina y las manchas se oscurezcan como la ingesta de ciertos medicamentos, factores genéticos y hormonales, queratinocitos dañados y, por supuesto, la exposición solar.

La exposición solar es un activador natural de la melanina y si hemos estado expuestos al sol durante largos periodos de nuestra vida sin protección, nuestra piel ha absorbido mucha radicación y se incrementa el número de melanosomas que producen mayor melanina. Este proceso se vuelve crónico y, por tanto, al aumentar el tiempo de exposición al sol, aumentamos la cantidad de melanocitos que trabajan en la producción del pigmento.

Prevención de los efectos del sol en la piel para conseguir un bronceados saludable y uniforme

En cabina

  • Exfoliación química: para preparar la piel para recibir los primeros rayos de sol, recomendamos un peeling facial y corporal para eliminar las células muertas y dejar la piel lisa, uniforme y limpia para conseguir un bronceado más uniforme y saludable. Recomendamos un peeling facial muy suave a realizar semanas antes de la exposición solar como Mandelic Peel 30 y un peeling corporal con Soothing Body Peel.
  • Hidratación: La capa córnea es la más superficial de la epidermis y está en contacto con el exterior. Su función es proteger la piel de la deshidratación y de las agresiones externas. Para evitar mayor tendencia a quemaduras solares y sequedad por falta de agua en la piel, recomendamos tratamientos médico-estéticos de mesoterapia con altas concentraciones de antioxidantes, vitaminas, péptidos, ácido hialurónico y minerales como por ejemplo TKN HA Glowcomplex, TKN HA Oligovit, Anti-pollution Cocktail, Polivitamin BCAE, entre otros.
  • Protección: Nuestra crema solar Sun Protection Cream SPF 50 es el mejor aliado para proteger la piel después de tratamientos con peelings químicos o mesoterapia. ¿Por qué? Porque exponer la piel recién tratada al sol podría conducir a nuevos problemas de pigmentación. ¡Recuerda recomendar a tus clientes usarla todos los días para mantener una piel sana!

En casa

Para maximizar los resultados de los tratamientos profesionales, no olvides recomendar a tus clientes seguir una rutina para exfoliar, hidratar y proteger la piel en casa.

La hidratación y protección son los dos pasos más importantes ya que hay que darle a la piel mucha agua y protegerla de agresiones externas. Esto se traduce en ácido hialurónico y muchos antioxidantes. Recomendamos aplicar estos principios activos mediante cosméticos con altas concentraciones de ácido hialurónico, como las ampollas TOSKANI Anti-Ageing + HA, ya que su capacidad para retener agua hace que se mejore el contenido de la hidratación de la piel, además de disminuir la profundidad de las arrugas y líneas de expresión.  También puedes usar las ampollas Lipo-Proteoglycans en momentos en que la piel necesita un tratamiento de choque. Un momento ideal para su aplicación es después de la exposición solar ya que los proteoglicanos son capaces de restaurar por completo la hidratación y regenerar la piel en profundidad.

Por último, no olvides protegerte a diario contra los rayos solares y las agresiones ambientales ya que éstos pueden causar el envejecimiento prematuro y la aparición de manchas. Por ello, recomendamos usar las ampollas Anti-Pollution por la mañana seguida de la crema Anti-Pollution Total Defense Cream que protege de los rayos solares y de los agresores externos.